Tenosinovitis de Quervain

Tenosinovitis de Quervain

Esta patología es la segunda en frecuencia de las tendinitis por atrapamiento en la mano luego de los dedos en gatillo.

 

Definición

La Tenosinovitis de Quervain es una tendinitis que afecta a los tendones que ocupan el primer compartimento extensor de la mano, abductor largo y extensor corto del pulgar, produciendo dolor con los movimientos del pulgar.
Es el segundo en frecuencia de las tendinitis por atrapamiento en la mano luego de los dedos en gatillo.

 

¿Por qué se produce?

Los tendones abductor y extensor corto del pulgar se encuentran cubiertos por una polea a nivel de la estiloides radial. Si se produce un engrosamiento del tendón o de su vaina por causa aguda, como por traumatismos repetitivos, el desplazamiento del tendón dentro de esta polea se verá alterado.

En estas circunstancias los movimientos que se realizan con el pulgar van a producir dolor y molestias, lo que llevará a una alteración de la función de la mano, disminuyendo el rendimiento para realizar tareas con ésta. En la medida que persista la inflamación los movimientos de la mano van a llevar a que esta lesipon se perpetúe en el tiempo.

La enfermedad es más frecuente en madres con hijos de 6 a 12 meses de edad o en personas que tienen a su cargo niños pequeños. Lo anterior se debe a que éstas levantan al bebe en forma repetida y en la medida que el niño crece y aumenta su peso, se va produciendo mayor fricción lo que desencadena los síntomas.

¿En qué deporte se produce con mayor frecuencia?

Del punto de vista deportivo esta patología afectará, de preferencia, a las personas que practican deportes con raquetas o palos y que requieren realizar movimientos con la muñeca. También en cualquier deporte de contacto que se recibe un golpe en el área de los tendones antes mencionados se puede desarrollar esta patología en forma aguda.

 

Síntomas

La principal molestia es la presencia de dolor con los movimientos de la muñeca y el pulgar, asociado a dolor a la palpación en el área de la estiloides radial. En algunos casos se puede palpar un engrosamiento de la polea como también un crépito con el movimiento de los tendones.

 

Diagnóstico

El diagnóstico es inminentemente clínico buscando las características previamente descritas. Es importante realizar un examen completo para descartar otras causas de dolor como la artrosis trapecio metacarpiana o “rizartrosis”.

El estudio del paciente se completa con radiografías de la mano, que no permitirá descartar o diagnosticar la presencia de artrosis en las articulaciones, ya que, por lo general, en la Tenosinovitis de Quervain la radiografía no está alterada.

La ecografía de partes blandas resulta un método adecuado para confirmar el diagnóstico, siempre considerando que este método es operador dependiente, por lo que debe seguir las recomendaciones de su médico tratante para definir quién y dónde debe realizarse el examen. En MEDS contamos con uno de los más reconocidos equipo de radiólogos a nivel nacional e internacional en esta área.

 

Tratamiento

El tratamiento consiste en tres fases:

En la primera fase el tratamiento se enfoca en el manejo médico de la patología, utilizando antiinflamatorios y reposo de la mano afectada utilizando para ello un inmovilizador de pulgar. En general se obtienen buenos resultados en 7 a 10 días, pero los pacientes se quejan de las molestias que les ocasiona la inmovilización del pulgar y no suelen tener una buena tolerancia al tratamiento.

En una segunda fase, luego de la persistencia de las molestias y luego de completar la fase 1, se puede realizar una infiltración con corticoides de la zona afectada, lo que puede reducir las molestias o desaparecerlas hasta en un 50% a 60% de los casos. Tras la infiltración con corticoides es posible complementar el tratamiento con la realización de kinesiterapia y un período corto de inmovilización.

En el caso de que falle la infiltración con corticoides se pasa a la última línea de tratamiento que es la liberación quirúrgica del compartimento para liberar los tendones y resolver las molestias. En general el tratamiento quirúrgico tiene buenos resultados en la gran mayoría de los casos. Éste se realiza en pabellón y se utiliza anestesia regional endovenosa, de acuerdo a la evaluación previa del anestesista.

La cirugía consiste en realizar una incisión de 2 a 3 centímetros en relación a la estiloides radial la cual puede ser longitudinal o transversal dependiendo de las preferencias del cirujano. Se ubica el compartimento extensor y se realiza la apertura de la polea con bisturí bajo visión directa, asegurándose de liberar los tendones en forma completa. Luego se coloca sutura a piel y se deja con un vendaje y un inmovilizador del pulgar por un período corto. El tiempo total de cirugía es aproximadamente de una hora, incluyendo los procedimientos realizados por el anestesista.

En el post operatorio inmediato se indican ejercicios de movilidad de los dedos y no se puede mojar la zona de los puntos. Estos se retiran a los 10 a 15 días, para luego iniciar la kinesiterapia en los casos que, tras evaluación medica, esté indicado. Es importante tener en cuenta que después de la cirugía el paciente puede tener ciertas molestias menores en la zona operatoria, que pueden prolongarse por semanas y menos frecuentemente por meses.

Esta información es de carácter general e informativa y en ningún caso se puede entender como un consejo sobre tratamiento específico alguno, ninguno de estas indicaciones puede usarse sin previa indicación médica. Consulte siempre a su médico.

Con información de: http://www.meds.cl/lesiones-y-enfermedades/articulo/tenosinovitis-de-quervain-tendinitis-extensor-del-pulgar

Share

Recommended Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *